Bankia FintechActualidad

Categoría: Tendencias

El BID asegura que la inteligencia artificial potenciará el desarrollo económico en América Latina

31/10/2018

La implementación de la inteligencia artificial podría suponer un potente impulso para el crecimiento elevado de las economías de América Latina y el Caribe, según un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Además, este informe asegura que puede facilitar las negociaciones y estimular a los gobiernos para que se anticipen a las consecuencias en los mercados laborales de la digitalización.

Según el documento, elaborado por más de 40 expertos en inteligencia artificial, la productividad sería el mayor factor de crecimiento de la economía, por el hecho de que los trabajadores podrían poner el foco en los objetivos más importantes.

No obstante, también reconoce que la inteligencia artificial puede traer “consideraciones éticas difíciles” en el mercado laboral. Se trata de algo nuevo que, por una parte, facilitaría las negociaciones, y por otra, reemplazaría el trabajo considerado “humano”, y con ello, la pérdida de empleo por parte de muchos trabajadores. "Para administrar mejor la transición de los trabajadores desplazados, los gobiernos deben implementar políticas y planes estratégicos diseñados para la inteligencia artificial", dice Gustavo Beliz de INTAL.

En cualquier caso, el estudio asegura que se deben implantar las novedades tecnológicas y aprovechar las oportunidades que ofrecen, situando a América Latina en un puesto óptimo de innovación y desarrollo. “Estas nuevas tecnologías deben insertarse en nuestros procesos productivos y en nuestras exportaciones. El no hacerlo significa quedarse atrás en las economías más desarrolladas”, asegura Beliz. La sociedad, defiende el informe, evoluciona favorablemente a las nuevas tecnologías, impulsando las nuevas formas de negocio y adoptando sistemas mejorados.

El mercado laboral y las mejoras en negociaciones

Según el BID, la inteligencia artificial podría suponer un auge en el PIB regional de hasta un 4 por ciento en relación a las proyecciones actuales del 3 por ciento, aumentando el crecimiento económico en un total del 25 por ciento respecto a los países que no utilizan la inteligencia artificial.

De esta forma, las negociaciones comerciales también mejorarían, alegando una “nueva diplomacia tecnológica comercial”. Es decir, los negocios se convertirían en procesos simplificados y la productividad y eficacia del trabajo aumentaría respecto a la forma de trabajo tradicional, asegura el estudio.

Asimismo, el informe añade casos prácticos en los que la inteligencia artificial ofrecería mejoras: los algoritmos ayudarían en las inversiones, el diagnóstico de enfermedades sería más efectivo -con una precisión del 96 por ciento-, y los planes de educación contarían con una mejora en las tasas de aprobación de exámenes en un 15 por ciento.

Autor: Bankia Fintech.