Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Bankia Fintech busca soluciones en ciberseguridad y detección del fraude

02/09/2019

Inmersa en una dinámica de transformación digital constante, la industria de servicios bancarios y financieros constituye, en la actualidad, el mayor objetivo de los ciberdelincuentes. En concreto, los ciberataques a la banca móvil son los que más han crecido en el último año. Es por ello que la V Convocatoria de Bankia Fintech by Innsomnia se fija como uno de sus objetivos prioritarios atraer a las startups que tengan una idea o desarrollen soluciones que protejan y blinden a las entidades financieras y a sus clientes de posibles amenazas, acciones ofensivas y fraudes en la Red. Las empresas emergentes y/o los emprendedores capaces de aportar valor a la entidad financiera pueden registrarse en este enlace.

Los fallos y brechas en la ciberseguridad de las entidades bancarias generan problemas que afectan a la entidad en su conjunto, además de comprometer la reputación del sector y entre sus clientes -presentes y potenciales-. Junto a las propias mermas económicas deben contabilizarse otras como la pérdida de datos, fugas de información confidencial de la compañía, imagen pública dañada, etc. De hecho, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab, un fallo o ataque en la ciberseguridad de una firma bancaria cuesta una media de 1,17 millones de dólares (1,05 millones de euros al cambio actual), 200.000 euros por encima que el impacto que tiene una brecha económica en organizaciones de otros sectores.

Asimismo, las entidades financieras se enfrentan a retos significativos en este sentido a medida que se ajusta a las nuevas regulaciones como GDPR y PSD2. "La protección de datos nunca había sido tan importante como ahora", aseguran fuentes de Trend Micro, la multinacional de ciberseguridad y defensa con sede mundial en Tokio.

Para Kaspersky, el 20% de las corporaciones financieras sitúa los ciberataques como la amenaza principal. Los más frecuentemente utilizados por los delincuentes son los denominados Ataques de Denegación de Servicios (DDoS, por sus siglas en inglés), cuya finalidad es paralizar o "tumbar" por completo la operatividad de una página web en la que se alojen servicios de las entidades bancarias u otras.

¿Qué papel juegan los empleados en la lucha de una empresa contra el cibercrimen?

Aunque pudiera parecer sorprendente, son los propios trabajadores de la compañía quienes, sin tener conocimiento de ello, abren las puertas de la organización a los delincuentes del ciberespacio. "Nuestra investigación ha demostrado que las empresas corren un peligro muy real de amenaza desde dentro. Son conscientes de lo fácil que es que el error humano afecte la seguridad corporativa", explica la consultora de seguridad tras realizar un estudio con 5.000 organizaciones. "El personal descuidado o desinformado", asegura Kapersky, es "la segunda causa más probable de una violación grave de la seguridad".

Por su parte, en el transcurso de la presentación de un informe sobre la toma de decisiones de TI y ciberseguridad en Europa, José de la Cruz, director técnico de Trend Micro para España y Portugal, explicó que "para combatir estas amenazas, las entidades financieras deben garantizar que la ciberseguridad esté representada a nivel de la junta directiva, para que los equipos de seguridad puedan comunicar eficazmente el complejo panorama de amenazas en toda su organización".

"La mentalidad de seguridad debe aplicarse en todos los departamentos de una estructura corporativa, desde el consejo de administración hasta el financiero y de recursos humanos. Si no lo hace, las organizaciones de servicios financieros corren el riesgo de ser víctimas de los ataques cada vez más sofisticados de los ciberdelincuentes y del incumplimiento de las desafiantes normativas como PSD2 y GDPR", concluyó.

Autor: Bankia Fintech.