Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Cadenas rompiendo moldes: cómo el blockchain puede transformar la educación

21/11/2018

Blockchain en Educación: Cadenas rompiendo moldes es el primer libro en español acerca de la aplicación de la tecnología blockchain en el sistema educativo. Publicado por la Universidad de Barcelona, el ejemplar resalta los recientes cambios en el ecosistema educativo y se atreve a dar una salida a los problemas que afronta el mundo de la educación en la actualidad a través de la tecnología.

“El volumen recoge el estado actual y los proyectos sobre el uso del blockchain en educación en el año 2018”, resume Antonio Bartolomé, catedrático de Medios Digitales en Educación de la Universidad de Barcelona y uno de los editores del libro. Frente a todas las dudas que genera esta polémica tecnología, el experto señala que “hay que entender que el blockchain es una base de datos para eventos. Es decir, si en tal lugar se produjo tal situación, queda registrado”, y partiendo de esta premisa se pueden aplicar sus beneficios a cualquier sector.

El libro señala la necesidad de que exista un “intermediario” que facilite la relación entre la institución u organismo y el alumnado, facilitando que “pueda apoyar al sistema en cuanto al intercambio de objetos de valor”, como las certificaciones académicas.

Los problemas que solucionará el Blockchain

La educación se basa en pilares tradicionales, pero eso no es obstáculo para que ciertos elementos (cada vez más) de la transformación digital se apliquen y aporten mayor valor a los procesos. Así, las cadenas de bloques pretenden solucionar estos aspectos para evitar que entorpezcan el aprendizaje y la evolución del sistema. Aunque según Bartolomé, “serían los educadores los que solucionarían el problema con ayuda del blockchain”, y no al contrario.

Uno de los factores que el Catedrático destaca es el método de certificación. “El aprendizaje de toda la vida dejaría de existir, y con ello la forma de comprobar que se han adquirido nuevos conocimientos”, asegura. Por ello, serían las cadenas de bloques las que almacenarían ese certificado y asegurarían la formación de la persona.

Otro de los aspectos, según Bartolomé, sería la “desaparición de la distinción entre educación formal y no formal”. Con esto se refiere a plataformas online que usan tanto estudiantes como educadores, como puede ser Youtube, donde las personas adquieren conocimientos, pero no de forma oficial. Es el blockchain el que puede asegurar la adquisición de ese conocimiento. “Los registros en blockchain verifican y permiten certificaciones a lo largo de toda la vida, y ahora se aprende en muchos sitios, no necesariamente en entidades reconocidas formalmente”, puntualiza.

El tercer factor que el editor pone de relieve es solucionar la “masificación de la escuela pública, que se inventó en el siglo XIX”. Este hecho “obliga a un profesor a tratar a todos de la misma forma”, y gracias a las cadenas de bloques, “podemos hacer que los alumnos sigan su propio camino” y tratar a cada uno de ellos de forma individualizada.

No obstante, también existen riesgos al aplicar el blockchain en la educación que no se pueden obviar. “Cualquier empresa puede otorgar un título”, advierte Bartolomé. Por una parte, “abolimos el monopolio de las universidades”, pero por otro, podemos caer en entidades que dejan de ofrecer calidad y se convierten en “puros negocios que venden títulos, pero no formación”.

Con todo ello, el libro pretende introducir esta nueva tecnología en uno de los sectores más importantes para la sociedad. De esta forma, el sistema educativo lograría evolucionar e implantar mejoras que repercutirían en la calidad formativa y, al mismo tiempo, en la sociedad.

Autor: Bankia Fintech.