Bankia FintechActualidad

Categoría: Análisis y debates

Christine Lagarde apuesta por mantener una “actitud abierta” frente a los criptoactivos

23/04/2018

Las criptomonedas y su utilización están prácticamente desde su origen en el punto de mira de todo el ecosistema financiero y son objeto de una controversia contante con firmes detractores y convencidos defensores. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, no ha querido quedarse fuera de este debate y ha publicado recientemente un artículo en el que ofrece una perspectiva positiva y abierta de este medio digital de intercambio y lanza un dardo a favor de ellas al afirmar que "los criptoactivos podrán influir considerablemente en la manera en que ahorramos, invertimos y pagamos las cuentas".

Este tipo de moneda digital puede resultar altamente beneficiosa para las entidades bancarias y empresas financieras por su rapidez y coste bajo. En este sentido, Lagarde señala como los criptoactivos hacen posible la efectuación de multitud de operaciones bancarias de forma rápida y con menores costes, gracias, por ejemplo, a la inmediatez que ofrecen, permitiendo, por ejemplo, la realización de transferencias al extranjero casi de forma inmediata.

Esta rapidez también se vería reflejada en la tecnología basada en este medio digital al poder agilizar la función de "contratos inteligentes" de ejecución y cumplimiento automático, consiguiendo eliminar el papel del intermediario. A lo que Lagarde añade que otro avance prometedor está en manos del sector de la salud, donde están estudiando cómo emplear la tecnología para crear un almacenamiento cifrado de expedientes confidenciales, manteniendo el acceso a las empresas de seguros y a otros usuarios autorizados. Este último servicio ayudaría a proteger los derechos de propiedad y a conseguir una mayor confianza en el mercado, y que además se vería plasmado positivamente en las cifras de inversión.

Pero estos no son los únicos beneficios que señala en su artículo, sino que también señala que las criptomonedas son un gran aliado para conseguir un equilibrio mejor. En referencia a la problemática que generan los intermediarios, Lagarde afirma que existen intermediarios que no se podrán eliminar definitivamente, como los brókers y banqueros. Ante esto, las aplicaciones descentralizadas impulsadas por los criptoactivos podrán llevar al ecosistema financiero a un equilibrio entre los proveedores de servicios centralizados y descentralizados y conseguir ser así más eficientes y resistentes a las amenazas.

Pero para que todo esto sea posible, Lagarde lanza un mensaje en el que invita a las autoridades a "mantener una actitud abierta y elaborar un marco regulatorio imparcial que reduzca los riesgos de la criptomonenda y a la vez permita que el proceso creativo dé fruto". Y para lograr ese enfoque imparcial, antes de empezar a funcionar de manera significativa, la directora del FMI sentencia que se debería "formular un consenso dentro de los círculos regulatorios mundiales en torno al papel que los criptoactivos deben jugar". Una iniciativa que desde el FMI se podría llevar a cabo, ofreciendo asesoramiento y sirviendo de foro para el diálogo y la colaboración en pos de la elaboración de un enfoque regulatorio uniforme.

Autor: Bankia Fintech.