Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

DeFI: no es la democratización, sino el proceso de generación de valor tecnológico

20/11/2020

Bankia Fintech by Innsomnia se ha posicionado como un programa líder en aceleración de ideas y proyectos en el ecosistema fintech. Gracias a una fuerte apuesta por la co-creación de soluciones codo con codo con las propias unidades de negocio del banco, Bankia Fintech by Innsomnia se ha convertido en una gran oportunidad para todas aquellas startups deseosas de presentar sus novedades y tecnologías al sector financiero. Más de 550 startups presentaron ya sus soluciones para participar en algunas de las cinco ediciones de Bankia Fintech by Innsomnia.

A continuación, Cristina Carrascosa, actual mentora senior de Bankia Fintech by Innsomnia, comparte su punto de vista acerca del rol que hoy en día desempeñan tecnologías como el blockchain en la transformación de la banca.

¿Por qué se repiten las crisis? ¿Es mala la innovación financiera? ¿Qué papel juega la tecnología en los mercados financieros?

Cuando leo estas preguntas, podría responder “no lo sé” a las tres. Probablemente yo, y la mayoría de la población. Es posible también que la respuesta a todas ellas no sea una simple negación o afirmación, sino que sea necesario explicar y desarrollar una serie de conceptos técnicos sobre los que no nos interesamos hasta que el abismo está encima de nuestras cabezas.

Bien lo sabía Robert Shiller, Premio Nobel de Economía, cuando afirmó que “lo que la gente realmente debería estar haciendo si está motivada por el 15-M, o el OccupyWallStreet, o cualquier otro movimiento similar, es aprender finanzas y participar en el debate sobre la mejoras de este sector, fundamental para la sociedad”.

No escribo este post por ser experta en finanzas, pues no lo soy. Lo escribo por mi conocimiento sobre tecnología, concretamente, sobre el impacto que el desarrollo de una tecnología en concreto, Blockchain, pueda tener sobre los mercados financieros.

A nadie se le escapa que pese a haber tenido un nivel de “hype” inasumible en los últimos años, la tecnología Blockchain ha actuado de catalizador en el proceso de generación de valor tecnológico.

Por supuesto, el bitcoin propuso por primera vez en la historia la posibilidad de invertir en un producto financiero no emitido por empresa o gobierno, ajeno al sistema de cualquier autoridad estatal. Pero a ello se sumó el desarrollo de herramientas tales como los contratos inteligentes sobre plataformas como Ethereum, que permiten programar transacciones financieras que además son gestionadas y validadas por un sistema más o menos descentralizado de nodos, y en las que intervienen activos desconocidos para la sociedad como los NFTs (tokens no fungibles) o el DeFi (las finanzas descentralizadas).

Dicen que en el proceso de generación de valor tecnológico, la innovación es la que cambia el modelo de negocio predominante en una industria. En él, se transforma la técnica de producción, de comercialización, o incluso el producto final.

Con la irrupción de la tecnología Blockchain primero, y los diferentes desarrollos que se están produciendo en todas sus capas, el mercado financiero está asistiendo a la transformación de todos ellos. Lo que hace años consistía en contratar un Broker, o productos de renta fija, o tomar posiciones en Bolsa, hoy se complementa con productos como el “Yield Farming”, el “Staking” o la provisión de liquidez en pools de protocolos descentralizados. A fecha de hoy, la industria DeFi asciende a 11.93 billones de dólares en una tendencia que además ha sido ascendente desde prácticamente su creación.

Una disrupción que, además, no viene desde el sector financiero, sino desde el tecnológico, más próximo en conocimiento y cultura a grandes compañías tecnologías que han manifestado abiertamente su interés en poder entrar en el sector de los servicios financieros.

Es por ello que las entidades financieras se sitúan actualmente en una de las posiciones más privilegiadas, pero a la vez más delicadas, respecto de este proceso de generación de valor tecnológico. Tienen la experiencia, los clientes y la posición del mercado. La adaptación al cambio pasa necesariamente por un cambio de cultura y un avance tecnológico.

Autora: Cristina Carrascosa, mentora senior de Bankia Fintech by Innsomnia.