Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

El dato y la transparencia, claves para el desarrollo del 'open banking'

05/07/2019

El open banking (o banca abierta) ha sido calificado como una revolución digital silenciosa, de acuerdo al Financial Times. La pieza clave de estos cambios es el dato, en particular su tratamiento y enfoque. El conocimiento del cliente, siempre con su consentimiento, permite a las entidades bancarias ofrecer un mejor servicio personalizado y adaptado a las necesidades de cada uno de ellos.

Hasta ahora, la visibilidad de tecnologías basadas en los datos, como la Inteligencia Artificial o el Machine Learning, estaba orientada hacia aplicaciones como los chatbots, u otras más visibles para el cliente, pero su desarrollo es mucho más profundo. Algunas de las tecnologías con mayor interés para el open banking pueden ser los roboadvisors, que facilitan y allanan el camino a la inversión a través de la tecnología y tienen una mayor acogida entre millennials y targets más jóvenes.

Otra tecnología interesante, con mayores aplicaciones en el campo de los pagos y la seguridad es la biometría: pagar con servicios de reconocimiento de voz o faciales seguros permite abandonar los métodos de autenticación clásicos, si bien es cierto que todavía puede generar cierta reticencia ante posibles usos inadecuados. Es por ello que la directiva europea PSD2 (Payment Services Directive 2, por sus siglas en inglés) se enfoca hacia la seguridad y privacidad de los clientes de servicios de pago y bancarios, en aras de una mayor transparencia.

Es en este punto donde una correcta regulación será diferencial para el despegue del open banking en Europa. Las reticencias por parte de los consumidores al respecto responden a una cuestión tanto cultural como de visibilidad del beneficio que les puede aportar. En la medida en que la oferta de soluciones open banking sea diferenciada y aporte un valor añadido al cliente, se irán superando las barreras sobre la privacidad.

Autor: Bankia Fintech.