Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

El Sandbox situará a España a la vanguardia del fintech europeo

04/03/2019

El Sandbox o espacio controlado de pruebas en España ha sido una reclamación recurrente del sector fintech y financiero nacional, al permitir un equilibrio entre el desarrollo de la innovación y el control de riesgos en el sector financiero y, por ende, la protección al consumidor. Recientemente se aprobó el anteproyecto de Ley para la transformación digital del sector financiero, una medida que ha sido muy aplaudida por los profesionales. Ahora sólo le resta obtener el consenso político en el Congreso de los Diputados.

El primer país en desarrollar un Sandbox fue Reino Unido (2016) y luego ha sido adoptado por otros países del mundo anglosajón y más tarde asiáticos, mientras que en el resto de Europa apenas se aplica aún. La mayoría de los expertos coinciden en que la creación de este Sandbox posicionará al país a la vanguardia de la Unión Europea en la definición de entornos favorecedores de la innovación financiera.

La Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) ya elaboró una propuesta en marzo de 2018 para su implantación urgente, poniendo en valor los argumentos que hacen necesario la puesta en marcha de este mecanismo: desarrollo de la innovación, fomento de la competencia, actualización legislativa continua y minimización de riesgos. El presidente de la asociación, Rodrigo García de la Cruz, ha destacado que la aprobación del Sandbox será "un catalizador de la innovación del sistema financiero" y dará mayor seguridad jurídica al consumidor en España.

Y es que los beneficios de la implantación del Sandbox son múltiples. Por una parte, -y según la misma fuente-, su puesta en marcha permitirá, en los próximos dos años, “generar 5.000 empleos más y atraer alrededor de 1.000 millones de euros adicionales de inversión”. De otro lado, “se podría ver reducido a la mitad el tiempo de obtención de las licencias” para operar a aquellas fintech que superen con éxito el proceso en el Sandbox. En cuanto al marco regulatorio, se eliminan barreras a ideas innovadoras a la par que se reduce el riesgo de transferir al conjunto de la sociedad posibles errores. En definitiva, posibilita legislar a priori, antes de que la innovación se extienda.

Dudas por la cita electoral

Pese a la confianza del Ministerio de Economía existen dudas de que finalmente salga adelante. Tras esta primera etapa, tendrá que volver al Consejo de Ministros, y con las aportaciones del sector, se procederá a su aprobación y su posterior puesta en funcionamiento. En medio de todo ello, el calendario electoral no parece ser el mejor aliado para los defensores del Sandbox, según los más escépticos.