Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Cómo emplear la Realidad Virtual y Aumentada en banca

18/11/2020

Para su sexta convocatoria, Bankia Fintech by Innsomnia ha lanzado al ecosistema emprendedor un reto para desarrollar soluciones de Realidad Virtual, Aumentada y Mixta orientado a mejorar cualquiera de los procesos internos de la organización y de comunicación con sus clientes.

Bankia Fintech by Innsomnia abre las puertas de su programa de innovación a un sinfín de propuestas y soluciones que emplean este tipo de tecnologías y que trabajan para diseñar realidades cada vez más inmersivas, elevando la experiencia de usuario. La mejora de la experiencia del usuario durante la compra de una vivienda o el desarrollo de un panel virtual con información del negocio para el director financiero de una empresa son algunos ejemplos de uso que plantea el banco a la comunidad fintech.

Un futuro aún por descifrar

Han transcurrido más de tres décadas desde que se acuñaron los términos “Realidad Virtual” y “Realidad Aumentada” a una serie de tecnologías que nacieron con la vocación de recrear realidades y espacios imaginarios más allá de la que el mundo podía ofrecer en ese momento.

El devenir del tiempo quiso que, de forma caprichosa, ambas tecnologías se desarrollaran de forma paralela hasta llegar a nuestros días aún sin demostrar todo su potencial. Hoy en día, ambas siguen siendo ramas tecnológicas bien diferenciadas por el complejo sistema de hardware y software que integran. Sin embargo, se han convertido en productos perfectamente complementarios dentro de las propias organizaciones.

Para los más iniciados en este ámbito, la diferencia entre la Realidad Virtual y Aumentada reside en que la primera brinda una experiencia totalmente inmersiva con un alto nivel de interacción a través de un headset especializado que puede ir acompañado de otros dispositivos. Mientras, la Realidad Aumentada añade capas de información al mundo real a través de un dispositivo móvil o de una tablet, es decir, una parte virtual aparece en la realidad.

Finalmente, la Realidad Mixta no es más que una fusión del mundo real con el mundo virtual para producir nuevas visualizaciones y donde los objetos físicos y virtuales interactúan entre sí en tiempo real.

Lo más destacado de estas tres tecnologías ha sido su vertiginosa viralización gracias a una firme apuesta disruptiva e innovadora en la mejora de la experiencia de usuario. En un inicio fueron las grandes multinacionales como Google y Samsung las que impulsaron su desarrollo y extendieron su uso lanzando al mercado dispositivos dirigidos al público general.

Google se atrevió con el lanzamiento de las Google Glass en 2012, que empleaban Realidad Aumentada, mientras que Samsung lanzó sus gafas de Realidad Virtual Oculus VR. Con el tiempo, a su alrededor se fue construyendo una gran red de profesionales y empresas especializadas en la creación y desarrollo de hardware y software explorando funcionalidades alternativas para otras industrias. Hace un año, algunos estudios, como el de la consultora IDC, estimaban el tamaño de mercado para estas tecnologías en 18.800 millones de dólares, una cifra que se ha rebajado entre un 10 y un 24% por los efectos de la pandemia COVID19.

No obstante, las expectativas del mercado siguen siendo muy prometedoras y es habitual observar movimientos estratégicos de grandes compañías anunciando grandes lanzamientos para los próximos años. Por ejemplo, Apple ya ha adelantado que quiere tomar el relevo de Google con la producción de unas gafas de realidad virtual en 2022 enfocadas a videojuegos, ver videos o realizar reuniones virtuales; y de unas gafas ligeras de realidad aumentada para ser usado masivamente en 2023.

Educación, salud, industria, banca o seguros, son solo algunos ejemplos de uso

Actualmente, el uso más extendido de estas tecnologías ha tenido lugar en el ámbito de las ventas y del marketing, convirtiéndose en una herramienta clave para la captación y fidelización de clientes. No obstante, el espectro de sus aplicaciones no ha dejado de crecer en los últimos años, ampliando su uso extensivo a otros sectores como la educación, la salud o la industria. El sector financiero y de seguros tampoco ha sido una excepción.

En el ámbito de los seguros, los expertos confían en que estas tecnologías puedan resolver los principales desafíos a los que se enfrentan este sector. Por ejemplo, se ha comprobado que en algunos casos la Realidad Virtual puede servir para mitigar el problema del aislamiento y de la soledad que sufren muchas personas dependientes y de avanzada edad. La teleasistencia y telemedicina puede también verse impulsadas gracias a la Realidad Aumentada, ya que aporta un contenido interactivo y útil para la tomar de decisiones en tiempo real.

Por su parte, las entidades financieras también han apostado por la Realidad Virtual y Aumentada para liderar el desarrollo a corto plazo del sector mediante la integración de realidades inmersivas en el proceso de compra de los clientes. La posibilidad de visitar viviendas a distancia mediante tours virtuales y realidad virtual o la gestión de inmuebles sin contacto físico son solo algunas de las posibilidades que se abren gracias a la digitalización del sector. De esta forma, se puede utilizar todo el potencial de la Realidad Virtual y Aumentada como puente de comunicación y plataforma comercial para interactuar con los interesados en productos financieros. Otra línea de actuación es la implementación de estas herramientas como una alternativa de teletrabajo, recreando las condiciones y los recursos que tiene una oficina para que los trabajadores puedan sentirse en ella sin tener que salir de casa.

Si cuentas con una solución inmersiva que pueda ofrecer un valor real a Bankia, a la organización y a sus clientes, te estamos esperamos. Presenta tu candidatura en https://bankia.innsomnia.es/ antes del 30 de noviembre.

Autor: Bankia Fintech.