Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Gamco: la inteligencia artificial y su intersección con las aplicaciones bancarias

12/04/2019

En geometría nos enseñan que un plano queda definido por tres puntos no alineados. En las soluciones basadas en la Inteligencia Artificial (IA) para banca, y en general para cualquier sector, los tres puntos que definen el plano del éxito en la implantación de una solución de IA son: datos, hechos y acción.

Veamos cada uno de ellos, y como la mejor forma de enseñar es con un ejemplo, apliquémoslo a la evaluación del riesgo de un cliente: la admisión y vigilancia del crédito concedido a los clientes.>.

  • Datos: no es un problema actualmente disponer de datos, incluso para nuevos clientes siempre existe la información que se requiere cuando solicita un crédito. Aquí la IA ayuda a saber si esa información es más o menos veraz, ponderándola en consecuencia.
  • Hechos: de nada sirve tener datos si no se es capaz de obtener hechos relevantes (insights en la literatura inglesa) para el negocio y explicarlos, tema donde se ha incidido muy poco en los desarrollos de IA. En nuestro ejemplo, el sistema además de predecir los impagos en los créditos, podrá identificar qué variables son las que han influido en un cliente concreto para esa predicción. Cada vez es más importante poder explicar las decisiones de la IA, si no pregunten al negocio si quiere tomar decisiones, por muy inteligente que sea el sistema, sin conocer los porqués.
  • Acción:datos y hechos por si solos no lograrán impactar en los resultados del negocio, a no ser que los convirtamos en acciones reales; acciones posibles para los sistemas y usuarios que deben llevarlos a cabo. Nuestra solución de IA evalúa rápidamente el riesgo de los créditos, el resultado de esta evaluación ha de ser “llevado” para su operación al usuario para aprovechar la oportunidad o eludir el riesgo: gestores de cuentas, comerciales, marketing, riesgo, recuperaciones, etcétera

Por todos es sabida la necesidad actual de dotar a la banca de sistemas inteligentes, capaces de aprender y de ajustarse a realidades cambiantes rápidamente y de manera precisa, pero difícilmente lograremos resultados en el negocio si no somos capaces de definir el plano de la IA: recopilar datos, obtener hechos y convertirlos en acciones.

Este lenguaje geométrico utilizado en este artículo no ha sido casual, con demasiada frecuencia se usa la IA como una especie de magia en una caja negra, que resuelve no se sabe bien qué, en contextos de lo más indefinidos. La IA son matemáticas, y la Wikipedia en español da una definición de matemáticas que no deberíamos olvidar al trabajar con IA: “[…] conjunto de lenguajes formales que pueden ser usados como herramienta para plantear problemas de manera no ambigua en contextos específicos”.

GAMCO incorpora profesionales con una experiencia de 20 años de trabajo en el campo de la IA. En un primer momento de nuestra aventura empresarial, creamos IA: algoritmos de aprendizaje, estructuras de conocimiento e infraestructura para entrenar sistemas a partir de los datos y obtener conocimiento. Con lo anterior teníamos los “Datos” y obteníamos “Hechos” pero ha sido nuestra experiencia con clientes, y especialmente desde el año 2016 que comenzamos con la primera edición de Bankia Fintech by Innsomnia, cuando comprendimos la importancia de completar nuestras soluciones con tecnología para la creación de acciones que impacten en el negocio. Con Bankia Fintech, junto con las direcciones de Innovación y Riesgos de la entidad, y ayudados por Innsomnia, se ha sido capaz de crear soluciones de vigilancia del riesgo y predicción de impagos, y evolucionarlos para optimizar las acciones enfocadas a reducir las pérdidas y costes asociados a clientes con créditos que van a ser impagados.

Predecir el futuro no es cuestión de magia si no, como ya se ha dicho, depende más de las matemáticas de la IA, que a partir de datos conocidos, infieran hechos que guíen acciones medibles que maximicen el negocio. La Inteligencia Artificial ha pasado de ser una opción, a ser fundamental para la eficiencia y rentabilidad de la banca actual.

Autor: Fernando Pavón, CEO de GAMCO.