Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Las instituciones financieras creen que los bancos centrales deberían emitir criptomonedas

10/12/2018

A tenor del estudio realizado por IBM Blockchain World Wire y el Foro de Instituciones Monetarias y Financieras Oficiales (OMFIF), la mayoría de las instituciones financieras globales encuestadas creen que los bancos centrales deberían desarrollar monedas digitales emitidas por el Central Bank Digital Currency (CBDC).

Una relativa facilidad de implementación y los menores costes e incertidumbre para las autoridades, parecen ser los factores que alimentan la posibilidad de introducir criptomonedas en el sistema bancario central. Sin embargo, en el otro lado de la balanza, los efectos sobre los bancos comerciales, los tipos de interés o los temores sobre su uso para el blanqueo de capitales, son elementos que pueden retrasar su llegada.

El progreso de la tecnología blockchain y la disminución paulatina del uso del efectivo hacen que el debate esté encima de la mesa, y se empiezan a identificar argumentos a favor y en contra de la emisión de moneda digital.

No hay consenso y sí mucha incertidumbre

El estudio, que incluyó a 21 bancos centrales, también pone de manifiesto que todavía no existe un consenso sobre la conveniencia de que los gobiernos comiencen a emitir sus propias monedas digitales. De hecho, existen dudas sobre cómo estas monedas digitales serían administradas por los bancos centrales si se emitieran.

Parece que los esquemas de implementación más probables, por ser menos disruptivos, usarían estas criptomonedas para mejorar el mercado interbancario, con lo que se ganaría en eficiencia por la mayor velocidad y los menores costes de gestión. Otro escenario sería para mejorar el sistema global de pagos, donde los bancos serían creadores de dinero y preservarían su exclusividad para mantener reservas en el banco central, pero esto implica cuestiones críticas relacionadas con la seguridad y el desarrollo de mercados informales.

La cuantificación del impacto de las monedas virtuales emitidas por los bancos centrales (CBDC) será fundamental para poder encontrar posiciones comunes. Pero lo que es evidente, es que con la reducción de la volatilidad que con frecuencia presentan sus valoraciones, las convertirá cada vez más en opciones atractivas como unidad de cuenta o depósito de valor.

El 38% de las instituciones encuestadas afirmaron que están probando monedas digitales en sus establecimientos, mientras que el 62% reconoce que aún no han participado con tokens digitales. Esta cifra puede reflejar la tasa de participación institucional con las monedas digitales. La comunidad de la moneda criptográfica considera que una alta adopción por parte de las instituciones es el catalizador que la industria necesita para prosperar.

IBM apuesta por las stable coins frente al Bitcoin

A mediados de 2018, IBM lanzó la que, aseguraron, iba a ser la primera moneda estable (stable coin) y cuyo valor iba a estar ligado a los dólares estadounidenses. Estas monedas son un nuevo tipo de token que, en lugar de dejar fluctuar su valor en función de la oferta y la demanda, como sucede, por ejemplo, con los Bitcoin, lo ligan a un activo que cotice en un mercado organizado, en este caso los USD. Además de ésta, que se bautizó, recogiendo el nombre de la gran tecnológica, como Stronghold USD.

La apuesta de IBM por este tipo de monedas digitales no acaba aquí, la empresa está inmersa en otros proyectos como el de una moneda ligada a las emisiones de carbono.

Autor: Bankia Fintech.