Bankia FintechActualidad

Categoría: Ciberseguridad

La ciberseguridad, una tecnología a la vanguardia del sector FinTech

15/06/2018

El 2018 auguraba la ciberseguridad como una de las tendencias clave para este año y no se equivocaba: en el ecuador del ejercicio anual esta tecnología está cumpliendo con todas las expectativas. Se trata de uno de los temas más preocupantes de la actualidad. Los usuarios necesitan tener un control seguro sobre sus datos y por ello, a la hora de confiarlos a entidades bancarias, buscan productos que ofrezcan una tranquilidad.

El cliente demanda servicios donde su información esté protegida y solamente se utilice en beneficio a ellos. Por esta razón, la ciberseguridad y protección de datos sigue estando a la vanguardia del sector financiero y tecnológico.

Cada vez es mayor el número de datos que viajan por la red, razón de peso para que las entidades financieras trabajen día a día en buscar soluciones que salvaguarden y minimicen el riesgo cibernético y la vulnerabilidad de los clientes.

En este sentido, uno de los proyectos internacionales de Bankia Fintech by Innsomnia es Smart Vault, una spin-off argentina dedicada a la ciberseguridad que nace bajo la detección de la falta de resguardo de información del usuario final. Todo ello bajo el cumplimiento del marco regulatorio de la GDPR en Europa, teniendo en cuenta las políticas del uso de datos.

Esta propuesta empieza su misión de internacionalización en España, uno de los países modélicos de esta vertical. El objetivo es despegar dentro del mercado europeo y proveer sus servicios a las principales entidades bancarias. “Mediante una tecnología única y patentada, los bancos darán un servicio de valor añadido a sus clientes digitales, resguardando la información en carpetas compartidas”, cuenta Cristian Galán, chief de Blockchain e Innovation Fintech de Smart Vault.

Todo esto es posible gracias a los altos niveles de encriptación de grado militar con los que trabaja la empresa que permite un alojamiento seguro de información a través de diferentes procesos y diversos formatos. Esta tecnología se aplica para salvaguardar documentos, archivos multimedia, contraseñas y claves bancarias. “Es un tipo de tecnología que hasta hace poco no estaba disponible”, afirma Galán.

Autor: Bankia Fintech.