Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Las Fintech, un aliado para los 'baby boomers'

24/01/2020

El 31% de la población española tiene más de 50 años, son los conocidos como baby boomers (nacidos entre 1946 y 1964) y los jubilados. En general, las sociedades están envejeciendo en todo el mundo, un cambio demográfico que tiene consecuencias directas en el ámbito de los negocios. El sector financiero también trabaja por adaptarse a esta realidad que irá imponiéndose aún con más fuerza, lanzando al mercado nuevos productos, como las hipotecas inversas, o mediante canales y herramientas que se ajusten a la experiencia de usuario que reclama este segmento. El desarrollo tecnológico parece colisionar con esta tendencia demográfica, sin embargo, podría ser todo lo contrario, una oportunidad.

En el caso de las Fintech, la brecha tecnológica está siendo altamente rentabilizada. Cada vez son más las startups que desarrollan soluciones para atender las necesidades de los mayores de 50 años, principalmente para la administración de activos, inversiones y planes de jubilación. Al disponer de un mayor poder adquisitivo y un volumen superior de activos financieros en relación a los más jóvenes, son un segmento muy interesante pese a no estar familiarizados con las nuevas tecnologías como, por ejemplo, los centennials que lo llevan en su ADN. Las verticales en las que más usos se desarrollan pensando en este target son la seguridad (prevención del fraude), la experiencia de usuario, la gestión financiera y la patrimonial. Se suman, asimismo, muchas verticales que emanan de sectores parejos al Fintech como el Insurtech (de insurance y technology).

Tadoo, “una transición natural” hacia un desarrollo tecnológico

Tadoo es una de las 18 empresas seleccionadas de la V convocatoria de Bankia Fintech by Innsomnia, que arrancó el pasado mes de diciembre. Ignacio Gali, su CEO, nos explica cómo su startup, sin ser su core business, ha desarrollado una herramienta que facilita el acceso a los baby boomers y población más adulta. Esta tecnología crea un nuevo canal seguro, sin fricciones y que mejora la experiencia del usuario que no altera el canal habitual de interlocución. Proponen la evolución del tradicional SMS para la interlocución entre la entidad financiera y el usuario hacia una forma interactiva y dinámica que se despliega de forma conversacional y a través de la cual se pueden llegar a ejecutar órdenes o firmar documentos entre el cliente y el banco, sin exigir a este último que sea un techie.

En este sentido, Gali explica que “el desarrollo de algunas de las nuevas tecnologías de mensajería móvil, como los RCS, sirven para establecer puentes entre las generaciones más actuales y aquellas de los que nacieron entre la década de los sesenta y setenta del siglo pasado. El uso del teléfono móvil es prácticamente universal, pero a la hora de sacar el máximo partido de los smartphones, hay grandes diferencias entre ambas generaciones. Los RCS utilizan el canal clásico del SMS, con el que todos estamos más familiarizados, para convertirlo en una experiencia de mensajería instantánea. A medida que se extienda el uso del RCS, los usuarios más veteranos se adentrarán sin saberlo en la mensajería instantánea, con todo tipo de funcionalidades multimedia que los más jóvenes ya utilizan por Whatsapp, Instagram o cualquier otra red social que incluya mensajería”.

“Sería bueno que para el desarrollo y extensión de cualquier nueva tecnología, las empresas y desarrolladores tengamos en cuenta cómo hacer que ese cambio no sea disruptivo, sino una transición natural para el usuario para que adopte, sin esfuerzo, las ventajas que cualquier avance tecnológico pueda brindar a los usuarios”, concluye el CEO.

Autor: Bankia Fintech.