Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Los nuevos modelos de negocio en la gestión de activos

13/03/2020

Desde hace ya bastantes años, no dejamos de oír, leer y escribir acerca del fenómeno Fintech como nuevo paradigma de la revolución digital en el ámbito de los servicios financieros. Incluso hay algunos que en el afán desmedido de hacerse notar le han puesto el apellido tech a todo. Proptech, LegalTech, Regtech, Insurtech y WealtchTech que es de lo que pretendo escribir en este artículo.

Wealthtech, que es la contracción de las palabras "riqueza", de patrimonio o activos, y "tecnología", de tecnología, describe una nueva generación de compañías de tecnología financiera, que están creando soluciones digitales que están transformando las inversiones de la industria de gestión.

Y es importante destacar que esta digitalización se puede hacer en cualquier eslabón de la cadena de valor de los jugadores en la industria de gestión de activos, es decir tanto en el back, en el middle como en el front office. Las gestoras que no empiecen a hacer planes serios de digitalización, con el fin de ganar eficiencia en las operaciones y reducir costes, lo van a pasar muy mal, aunque ahora se sientan muy cómodas por mor del actual sistema de distribución bancaria que rige en España en los servicios de inversión o por la notoriedad en marca de la que gozan en estos momentos.

Sin embargo, a pesar del auge de los gestores automatizados y de las nuevas soluciones de inversión automatizadas, esto es solo es un elemento más de los vientos de cola que van a dinamitar la industria de gestión de activos tal y como la conocemos hoy.

Podríamos enumerar muchos elementos, pero para mí, el efecto que más va a afectar a la industria es la bajada imparable de comisiones, la revolución digital con las mejoras en eficiencia y las nuevas facilidades de comunicación. Todo ello está haciendo que a los inversores se les vaya cayendo la venda de los ojos y vayan entendiendo la dificultad de batir a los índices por parte de sus gestores y de la importancia de las comisiones. El efecto Vanguard y el auge de la gestión pasiva, lenta pero inexorablemente, irá masacrando los márgenes de las gestoras.

Ante este panorama, a los jugadores de la industria de gestión de activos, gestoras de fondos, bancas privadas, empresa de servicio de inversión, etc. solo les quedan estas opciones para intentar adaptarse al nuevo entorno:

  • Operaciones corporativas, veremos un auge de estas con el fin de ganar economías de escala y tener una masa crítica suficiente.
  • Focalizarse en aquello que pueda añadir valor, tener gama de todo como en los supermercados no creo que sea la mejor política, aunque las actuales redes comerciales bancarias vendan de todo, estos tiempos van a pasar y es mejor ser honestos y centrarnos en aquello que sabemos hacer.
  • Hacer planes serios y profundos de digitalizar toda la cadena de valor, pero mucho ojo con los fees y los vende humos pseudo consultores que existen en este campo. Sin esta reducción en costes y mejoras de márgenes se va a sufrir y mucho.
  • Políticas de comunicación y marca serias y honestas, los inversores ya no van a tragar con todo como antes.
  • Ayudar a la sociedad española, especialmente a los más jóvenes, a entender que esto de invertir es para todos y que no está al alcance de solo unos pocos, ampliando así la base de clientes.

El panorama se presenta apasionante, un tsunami va a arrasar lo conocido hasta ahora y, al final, los grandes beneficiados van a ser los inversores, que ojalá en poco tiempo podamos ser todos y cada uno de nosotros.

Autor: Martín Huete, Mentor de Bankia Fintech by Innsomnia.