Bankia FintechActualidad

Categoría: Análisis y debates

Pagar con tu propia mano: la próxima revolución de los medios de pago

14/12/2016

Pagar con la palma de la mano. Esa puede ser la próxima revolución en los nuevos métodos de pago gracias a la biometría:  el estudio para el reconocimiento único de humanos basados en uno o más rasgos conductuales o físicos de la persona.

"Hay tres formas de identificar a las personas: por algo que eres, por algo que sabes y por algo que tienes", explica Carlos Asensio, CEO de Handbe, start-up especializada en la realización de pagos mediante el uso de esta tecnología. Hasta la fecha los sistemas de seguridad se han centrado en las dos últimas opciones: lo que sabes (un PIN o contraseña como código de seguridad de tarjetas bancarias o teléfonos móviles, por ejemplo) y lo que tienes (una tarjeta o acreditación física). Desde hace unos años, se está investigando cada vez más en el primer aspecto, lo que eres, la biometría.

Aunque los expertos no vaticinan una implantación y extensión inmediata de la biometría, sí es cierto que estos sistemas que actualmente se encuentran en fase de desarrollo y perfeccionamiento serán una potente herramienta para garantizar la ciberseguridad, muy especialmente en lo que se refiere a la realización de pagos garantizando la total seguridad y la máxima comodidad.

"La biometría trata de medir determinados parámetros de ti mismo para saber quién eres", explica Asensio. ¿Cuál es el método ideal? "Depende", responde el experto. La biometría aplicada al reconocimiento por voz puede ser idónea, por ejemplo, aplicada al Internet de las Cosas, para hablar a nuestra casa, a nuestros electrodomésticos o automóviles.

En el caso de Handbe, la clave de su proyecto pasa por el análisis de la palma de la mano: tanto las huellas dactilares como las venas que la recorren las manos. "Al combinar estos dos patrones junto con una algorítmica muy potente de búsqueda podemos identificar entre una gran base de datos a cada persona", explica Asensio.  

La combinación de la huella dactilar -que es única- y de la palma de la mano -cuyos patrones venosos también son únicos según diversos estudios- ofrece una doble garantía de seguridad. Así, la tecnología de Handbe permite detectar a una persona en una base de datos de hasta 100 millones de usuarios en menos de 5 segundos. "De esta forma se pueden hacer pagos con tan sólo poner la mano en el detector con la máxima seguridad, comodidad y rapidez", explica Asensio, evitando así cualquier posible falsificación.

Autor: Bankia Fintech