Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Promover la inclusión financiera es una de las prioridades de la Agenda Fintech de Bali

14/11/2018

La Agenda Fintech de Bali es un documento elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial para establecer una guía en torno al universo fintech. Este libro blanco, que pretende llegar a los formuladores de políticas de todo el mundo en relación con el sector, contiene 12 pautas para tener en cuenta al diseñar políticas y regulaciones.

El informe, que nace por la llamada a una mayor cooperación internacional y una necesidad de orientación para abordar los problemas emergentes, hace referencia a la inteligencia artificial o la lucha contra la financiación del terrorismo, entre otros.

Los puntos que contempla son los siguientes:

  • Adoptar la promesa fintech con su impacto social y económico de gran alcance, particularmente en los países de bajos ingresos, estados pequeños y/o desatendidos. Respecto a esto, se plantea aumentar el acceso a recursos financieros y una profundización en el mercado.
  • Habilitar nuevas tecnologías para mejorar la provisión de servicios financieros, facilitando infraestructuras fundacionales, fomentando su acceso abierto y asequible y garantizando un entorno político propicio.
  • Reforzar la competencia y el compromiso de apertura de mercados para garantizar la igualdad de condiciones y promover la innovación, la elección del consumidor y el acceso a servicios financieros de alta calidad.
  • Promover la inclusión financiera y desarrollar mercados financieros superando los desafíos relacionados con el alcance, la información de los clientes y la información comercial, garantizando la viabilidad mediante la mejora de la infraestructura.
  • Monitorizar los desarrollos para profundizar en la comprensión de la evolución financiera y crear sistemas para apoyar la formulación de políticas que fomenten los beneficios fintech y mitigar los riesgos potenciales.
  • Adaptar el marco regulatorio y las prácticas de supervisión y facilitar la entrada segura de nuevos productos, actividades e intermediarios.
  • Salvaguardar la integridad de los sistemas financieros mediante la identificación, comprensión, evaluar y mitigar los riesgos de abuso criminal de fintech.
  • Modernizar los marcos legales para proporcionar un entorno legal habilitador con mayor claridad y seguridad jurídica en aspectos clave de las actividades de fintech.
  • Asegurar la estabilidad de los sistemas monetarios y financieros nacionales, considerando las implicaciones de las innovaciones de fintech para los servicios de banca central y estructura del mercado.
  • Desarrollar una sólida infraestructura financiera y de datos para mantener los beneficios de Fintech que son resistentes a las interrupciones, incluidos los ataques cibernéticos, y que apoyan la confianza en el sistema financiero mediante la protección de la integridad de los datos.
  • Fomentar la cooperación internacional y el intercambio de información a través de la comunidad reguladora global para compartir conocimientos, experiencias y mejores prácticas para apoyar un marco regulatorio efectivo.
  • Mejorar la vigilancia colectiva de la política monetaria y financiera internacional. Fintech está borrando los límites financieros, tanto institucional como geográficamente, potencialmente amplificando la interconexión, los efectos secundarios y la volatilidad del flujo de capital.

Así, la Agenda pretende maximizar los beneficios de las nuevas tecnologías y garantizar la estabilidad de los sistemas financieros, conociendo los riesgos de las fintech y evitando el aumento de dificultades.

La evolución y los avances tecnológicos están transformando el panorama económico, y fintech pretende apoyar el crecimiento de este desarrollo con eficiencia e inclusión, a pesar de que existan distintos riesgos para la estabilidad e integridad financiera a tener en cuenta.

Las oportunidades fintech

Este nuevo paradigma de las financias ofrece múltiples ventajas que las autoridades nacionales pretenden fomentar. Según el informe, “reducen costos y fricciones, y aumentan la eficiencia y la competencia, con una reducción de la asimetría de la información y una ampliación del acceso a los servicios financieros”.

Además, también asegura que los avances “apoyan un crecimiento económico más amplio e inclusivo, facilitando así el desarrollo internacional”.

Y es que la tecnología fintech ayuda a las empresas a lograr gestiones más rápidas y automatizadas, así como a conseguir una mejor gestión de los costes, facilitando la inmersión de la innovación y aportando soluciones a los problemas de las empresas tradicionales.

Autor: Bankia Fintech.