Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

¿Qué le piden las fintech al 2020?

26/12/2019

Hace escasamente cuatro años nació el proyecto Bankia Fintech by Innsomnia. Por aquel entonces pocos habían oído hablar de fintech y solo un puñado de “locos rebeldes” de los que “consiguen cambiar las cosas” lucharon para que estas pequeñas empresas, que venían a digitalizar la banca, salieran a jugar de titulares y abandonasen el banquillo.

Actualmente, un amplio segmento de consumidores finales ya sabe lo que son las startups, conoce y consume las soluciones financieras innovadoras que proponen. No hay entidad financiera o gran corporación que desconozca esta industria Fintech, que ha venido para quedarse y aportar soluciones de digitalización que permiten al sector financiero eficientar procesos, reducir costes, abrir nuevos modelos de negocio y vislumbrar un nuevo futuro. Sin perder de vista la entrada de las GAFAA (Google, Amazon, Facebook, Alibaba y Apple) y la falta de regulación.

Por este motivo, a pocos días de despedir el año y después de cuatro años de trabajo que han permitido hacer de Bankia Fintech el mayor programa de innovación abierta del sector en España, nos preguntamos qué le piden las Fintech al 2020.

Algunas de las 65 startups, seleccionadas desde la I convocatoria en 2016, han compartido sus deseos para 2020 en el que esperan poder extraer todo su potencial en pro de bancos, corporaciones y, principalmente, de la sociedad.

#1: Más confianza y colaboración: “somos aliados” y “sabemos lo que hacemos”

Representantes muy acreditados del sector financiero levantaron la mano advirtiendo que venía el lobo. El lobo eran las fintech. Y el lobo resultó ser bueno. Las fintech deben demostrar -aún hoy- que son verdaderos especialistas y se ven sometidas a presiones y desconfianzas que deberían estar superadas. Por regla general, han venido para impulsar a la banca en su proceso de digitalización y abrir un sinfín de posibilidades. Su espada de Damocles viene por otro lado.

En este sentido, Fernando Pavón, CEO de Gamco, le pide a 2020 que “las corporaciones del sector financiero apuesten por las startups, que asuman que sabemos hacer lo que hacemos” y que “nos faciliten demostrarlo”. En esa misma línea se pronuncia Mercedes García, Chief Scientist (AI PhD) de PangeaMT, “deberíamos trabajar todos para que exista una mayor confianza entre la banca y las fintech, promover la colaboración y la creación conjunta”.

#2: Promover una cultura interna de innovación en las instituciones financieras

Al hilo de la confianza aparece en las conversaciones la necesidad de que la involucración y la voluntad de innovar sea un proceso transversal, up and down, en el seno de las corporaciones. “Que los departamentos de negocio de las corporaciones sean proclives a desarrollar pruebas de concepto con las fintech”, apunta Lorenzo Tamarit, CEO de TheLogicValue. Sólo si los departamentos de Innovación de las organizaciones del sector financiero consiguen que los consejos de administración, áreas de negocio, etc. interioricen las oportunidades que ofrecen las fintech a la banca tradicional, sólo entonces se extraerá el mayor potencial de un programa de innovación abierta, o de la relación de startup y entidades. La cultura interna es primordial y fórmulas como los programas de intraemprendimiento han demostrado ser uno de los ejercicios más sanos para una corporación, ya que promueven la co-creación real entre equipos internos y startups en aras a lograr unos objetivos de innovación previamente marcados.

#3: Crear nuevos procesos para incorporar la innovación y agilizar los ya existentes

Todas las startups piden al 2020 que las instituciones financieras agilicen los procesos actuales de compra. “Nos preocupa que los procesos sean tan lentos, a todos nos interesa que la implementación de los pilotos sea rápida, somos gente muy dinámica capaz de aportar mucho valor en el corto plazo”, apunta Fernando de Gamco. Gonzalo Camiñas, CEO de OpSeeker, quien anima a las corporaciones financieras a crear una metodología interna única que “facilite pasar del piloto al contrato comercial”. “Una vía predefinida y validada por todas las áreas implicadas en cada proceso (compliance, innovación, negocio, legal, comunicación y marketing) acortaría los procesos en beneficio de todos”, asegura. “Los campeones de la innovación en cada una de esas áreas deben participar desde el inicio para consensuar la toma de decisiones y agilizarla”, concluye.

En esta misma línea, fomentar la creación y desarrollo de una sandbox regulatoria permitiría, asimismo, agilizar los procesos de innovación interna y abriría las puertas a nuevos productos y servicios. Fomentar un entorno seguro, una sandbox corporativa, en cada institución también aceleraría muchos procesos.

#4: Una base de datos financiera pública y abierta

Algunas startups necesitan datos para, por ejemplo, educar a sus máquinas, hacerlas inteligentes y autosuficientes. Esas máquinas, esos desarrollos, tienen un solo objetivo: ofrecer información útil (en tiempo real, cruzada, en varios idiomas, etcétera) a la empresa que las acoja. Los datos son una materia prima imprescindible para muchas fintech y su acceso es muy restringido. En este sentido, Tamarit, de TheLogicValue, propone que se abogue por “una base de datos financiera pública y abierta, de modo que la propiedad de los datos no esté en manos de unas pocas multinacionales extranjeras”.

#5: Una regulación de ámbito europeo por la igualdad de oportunidades

Las fintech no son las únicas. Parece que la regulación única europea es la carta a los Reyes Magos que nunca llega. Dotar de mayores recursos a los reguladores y supervisores nacionales de los sistemas bancarios (los Bancos centrales) podría ayudar a unificar, por ejemplo, la licencias de las fintech para operar en otros mercados o en el propio. El CEO de Afterbanks, David Lozano, defiende que en 2020 se debería trabajar por “estandarizar los procesos de la Unión europea para que todas las fintechs tengan las mismas oportunidades para operar en suelo europeo”.

#6: Fijar un rumbo hacia la sostenibilidad real

Con motivo de la COP25 en Madrid, hablábamos de la responsabilidad que asumían las instituciones financieras en la lucha contra el cambio climático y en favor de la sostenibilidad. Al fin y al cabo, la banca es la fuente principal de financiación de la economía europea. Verónica Rodríguez, CEO de GreenB2e, pide al 2020 que haya “una mayor concienciación y regulación de la lucha contra el cambio climático y se incentive y apoye la inversión en proyectos sostenibles”.

Este sería el resumen de lo que le piden las Fintech a los Reyes Magos de cara al 2020. Todos reconocen que programas como Bankia Fintech by Innsomnia ayudan a afrontar estos y otros retos a los que se enfrentan las fintech y las instituciones financieras. Y agradecen unánimemente a Bankia que les “escuche” y que quiera “implantar la innovación que le proponemos”. “En Bankia existe voluntad, trabajo y dedicación por hacer las cosas más fáciles y bien”, concluyen.

Autor: Bankia Fintech.