Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

Regulación fintech en América Latina para evitar la exclusión financiera

15/08/2018

La aparición cada vez más grande de soluciones fintech en América Latina tiene como objetivo llegar a los sectores de la sociedad no atendidos por el sistema financiero. Se trata de nuevos modelos de negocio e instrumentos bancarios innovadores que pretenden alcanzar a todos los ciudadanos de la sociedad. Las soluciones fintech buscan solventar problemas para sus clientes y ofrecer servicios de una manera ágil, novedosa y sin necesidad de desplazamientos, por lo que el canal digital es el más eficaz para este tipo de servicios.

En América Latina hay cerca de un 50% de desbancarización debido al difícil acceso a las instituciones financieras tradicionales. Es aquí donde las fintech pueden aportar la parte tecnológica y novedosa al sector bancario para llegar a aquellas personas o empresas que anteriormente se habían visto alejadas de los bancos.

"Estamos presenciando una revolución en la manera en la que las personas y las empresas manejan sus asuntos financieros", explica Gabriela Andrade, especialista en mercados financieros del BID en un artículo de la propia organización. "Además de lograr menores costes al adoptar canales digitales, las fintech usan distintas fuentes de información y nuevas técnicas para evaluar a los clientes, su comportamiento y su riesgo, lo que permite llegar a los segmentos excluidos de una manera más asequible", añade.

Estas nuevas soluciones financieras se presentan como un reto para los reguladores, ya que se trata de nuevos modelos de negocio a los que la ley debe adaptarse y que nunca antes se habían contemplado.

Dentro de una regulación fintech es muy importante la creación de un sandbox, donde las fintech puedan realizar pruebas y testear sus soluciones. En muchos países de América Latina los gobiernos están planteando la creación de estos bancos de prueba, como es el caso de México, que ya comienza legislar la entrada de las fintech en el sector bancario con su reciente ley fintech aprobada en marzo.

La ley mexicana aborda cuatro ejes importantes de la regulación Fintech: el financiamiento colectivo (crowfounding), los activos virtuales (criptomonedas), las API o intercambio de información entre instituciones y la regulación sandbox o de prueba.

Para que el sector pueda desarrollarse y lograr mayores impactos, será necesario profundizar en el diálogo entre los emprendedores y quienes diseñan las políticas y regulaciones. Una acción recomendada para el buen funcionamiento del sector bancario innovador es la creación de algún tipo de institucionalidad pública que sirva de interlocutor entre la industria y los responsables por la formulación de políticas.

"Los países mejor preparados en términos regulatorios podrán aprovechar el impacto que las fintech pueden ofrecer", afirma Juan Ketterer, jefe de la división de Conectividad, Mercado y Finanzas del BID, en este artículo. "En ese sentido, el tiempo es un factor clave, considerando la velocidad con la que estas empresas se están desarrollando. Varios gobiernos en la región están considerando al desarrollo de las Fintech como uno de los pilares para reducir la exclusión financiera", destaca. 

La regulación es necesaria para que las empresas fintech puedan aportar valor al sistema financiero y para crear un entorno seguro en el que estas empresas puedan testear sus productos y el consumidor se encuentre amparado por la ley al utilizar este tipo de servicios digitales.

Autor: Lucía Latorre, Responsable de Desarrollo de Negocio Internacional de Innsomnia.