Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

El sector fintech crece un 60% en Suiza, según el Instituto de Servicios Financieros

08/05/2019

El Instituto de Servicios Financieros (IFZ) con sede en Lucerna, Suiza, elaboró su informe anual sobre el estado de la innovación financiera en el país helvético, el IFZ FinTech Study 2019, así como estudios sobre su proyección internacional y el ecosistema europeo de startups y empresas dedicadas a la digitalización del sector de las finanzas. El documento fue publicado por Swiss Banking el pasado mes de abril.

Lo más destacado, tal y como apuntan otros informes de los que hemos hablado recientemente, como el de Finnovating, es el auge de las Fintech que se consolidan como tendencia en 2018. Esta vertical ha crecido por encima del 60% en Suiza con respecto a los datos recogidos para 2017. “Con 356 empresas activas a finales de año, el sector registró mayores operaciones de capital riesgo, aunque el mercado de criptoactivos fue objeto de una importante corrección”, apuntan los expertos.

El Instituto incluye, por primera vez, un análisis de los ecosistemas fintech basado en PEST-Analysis (del inglés: political, economic, socio-politic and technological), una metodología muy empleada en ciencias económicas, sociales y humanidades, pero novedosa en el área de la tecnología y las finanzas. Entre las principales conclusiones extraídas de sus investigaciones, el documento apunta al crecimiento del sector fintech en Suiza así como a la naturaleza de la innovación que proviene ya de la propia banca, que busca embeberse de fuentes de digitalización y desarrollo tecnológico.

Si bien “la banca clásica sigue dedicada a inversión, préstamos, depósitos y pagos, el fintech está más centrado en tecnologías de autenticación y análisis con una orientación internacional”, apunta el informe del IFZ. Independientemente de las tecnologías desarrolladas y las áreas financieras en las que se centren las fintech, “siempre serán dependientes del valor añadido que proporcionen a sus clientes y la solidez de su modelo de negocio, existiendo aún lugares en la aplicación de tecnologías que deberán ser cubiertos por nuevos jugadores dentro de la industria”, resalta. Según el informe, “es una consecuencia de la importancia cada vez menor de las instituciones financieras tradicionales. Las razones de este desarrollo incluyen nuevos modelos de negocio, que hacen que algunos servicios prestados por los bancos queden obsoletos”, aseguran.

Así, 2018 fue un año de consolidación para muchas empresas y de surgimiento de otras tantas startups, “pasando del entusiasmo desenfrenado a un mayor grado de realismo y madurez del sector”. Por su parte, 2019 se presenta como un año en el que la banca tradicional no puede dejar de lado la innovación de las fintech si pretende estar a la altura de los retos que el futuro de las finanzas planteará, así como de las exigencias de sus clientes, cada vez más inmersos en un mundo digital.

Autor: Bankia Fintech.