Bankia FintechActualidad

Categoría: Actualidad

El valor práctico, medible y personalizado de la digitalización

08/03/2019

Se conoce a la digitalización como la cuarta revolución en el sector industrial; también es la gran sublevación a la que se enfrentan determinados sectores como el financiero. Pese a los pasos firmes de algunas organizaciones de referencia, como Bankia con su programa de aceleración Bankia Fintech by Innsomnia, la necesidad de digitalizarse para evolucionar (y aún más, para sobrevivir) no es un discurso que haya calado realmente en el grueso de las economías, al menos no como un motor de crecimiento y fuente de riqueza. Como señala la consultora Forrester, la transformación digital debe ir acompañada no sólo de un discurso repleto de voluntades, sino de “un cambio en las tecnologías, las habilidades y la cultura” que “ayuden a forjar nuevos modelos de negocios”, como explicaba Allen Bonde, analista de la consultora norteamericana.

Forrester destapa su lado más optimista y asegura que 2019 será un punto de inflexión en el que los actores y las organizaciones buscarán el lado “pragmático” y no tan teórico, y resolverán las fórmulas que les permitan “pasar a la acción”. De este modo, Forrester predice cinco líneas de desarrollo de negocios digitales en el corto plazo:

  • El retorno de la digitalización: un nuevo KPI.
  • La digitalización de los procesos productivos operativos.
  • El auge de las plataformas B2B y desarrollo de nuevas interacciones con todo el canal comercial.
  • La democratización de la inteligencia artificial.

En torno a estos puntos, la consultora vaticina que los departamentos de innovación virarán algunas de las bases sobre las que parecían estar fuertemente asentadas. La más impactante es cómo abordar la carrera por ‘ganar’ en la generación de experiencias al cliente. Forrester señala que los resultados para muchas organizaciones no han sido los esperados, afirma incluso que “un 20% de las marcas abandonará su apuesta por la experiencia de usuario en 2019” y se decantará por opciones que les den resultados en el corto plazo, como incidir en las estrategias de precio.

En definitiva, según la consultora, una cuarta parte de las empresas “desacelerará” sus esfuerzos en sus amplios procesos de innovación y buscará soluciones específicas, con retornos medibles y no tan dirigidas al cliente final, sino que se prestará más atención a los procesos intermedios.

Autor: Bankia Fintech.