Skip to main content
Advertencia
${ errorMsg }$
Aceptar

Actualidad

Sala de prensa
Conoce toda la actualidad relativa al programa, los eventos que promovemos y aquellas citas ineludibles en las que participamos. Te contamos cada novedad y dedicamos un espacio muy especial a las startups de Bankia Fintech
Recta final para la llegada de la primera ‘Ley de Startups’ de España

De forma reciente, el Gobierno ha anunciado la inminente aprobación del anteproyecto de ley de Fomento del Ecosistema de Empresas Emergentes. Una normativa que supondrá un nuevo paso para impulsar el emprendimiento y las iniciativas fintech, ofreciendo a las startups un marco normativo específico. Te contamos cuáles son los principales puntos que recoge esta ley, ampliamente demandada por los emprendedores y los sectores empresariales más innovadores

La Ley de Fomento del Ecosistema de Startups, o como ya es conocida por muchos, ‘Ley de Startups’, está a tan solo unos pocos pasos de convertirse en realidad. El Web Summit de Lisboa, celebrado el pasado mes de noviembre, era el lugar elegido por el presidente del Gobierno para anunciar un empujón definitivo a esta normativa. Una declaración de intenciones que ha sido corroborada hace apenas unos días con la presentación del proyecto ‘España Nación Emprendedora’, un paquete específico de medidas para impulsar el sector de las startups que incluye esta nueva ley, ampliamente demanda por los emprendedores. Pero, más allá de la novedad legislativa, ¿qué podemos esperar de la Ley de Startups?

La nueva ley nacerá con el punto de mira puesto en la transformación del modelo productivo de España, el emprendimiento como su principal motor y el programa ‘España Nación Emprendedora’ como hoja de ruta. Esta estrategia ya ha avanzado los sectores que actuarán como tractores en este proceso de transformación económica: industria, turismo, cultura, deporte, movilidad, salud, renovación sostenible, energía y transición ecológica, sector financiero, biotecnología, digitalización y telecomunicaciones y sector agroalimentario. En este primer listado ya resulta fácil reconocer las primeras oportunidades para las iniciativas fintech, agrotech, eHealth, eMobility o Industria 4.0, entre otras muchas.

Con la Ley de Startups, el Gobierno buscará el desarrollo de un marco legal ad hoc para el emprendimiento de base tecnológica, facilitando las condiciones para atraer y retener talento, por ejemplo, mediante la revisión del sistema de visados, así como para fomentar la apuesta del sector público por la innovación. Además, se agilizarán los trámites administrativos, una de las peticiones más reiteradas por parte del ecosistema emprendedores, y se incluirán incentivos fiscales, aún por detallar, para las empresas emergentes.

Así pues, todas estas iniciativas formarán parte de uno de los principales pilares de esta norma, las denominadas en el anteproyecto de ley como “medidas concretas para el apoyo e impulso a la creación y actividad de las startups”. Junto a este punto, también destacan otros dos objetivos marcados como prioritarios: la definición del concepto ‘startup’, al que se pretende dotar de cierta flexibilidad y carácter inclusivo, y los requisitos que deben cumplir los business angels, con el fin de conseguir de otorgar una mayor seguridad jurídica a su actividad.

En resumen, el reto que asumirá esta nueva normativa girará en torno a tres objetivos:

  • Delimitación conceptual de las ‘startups’. El auténtico punto de partida: saber qué es una startup será fundamental para centrar el objeto de aplicación de la esta norma, estableciendo sus particularidades y las posibles excepciones.
  • Requisitos de los agentes inversores privados o business angels, incluyendo sus condiciones de solvencia técnica y económica para dotarles de un marco normativo claro y convenientemente adaptado.
  • Medidas concretas para el apoyo e impulso a la creación y actividad de las startups. El grueso del articulado se encontrará en este apartado, e incluirá las medidas ya anunciadas pero no concretadas, así como posibles novedades en la materia.

Un punto de inflexión para las startups españolas

La Ley de Fomento del Ecosistema de Startups surge tras un largo periodo de trabajos preliminares y consultas, que ha contado con la participación de distintos agentes del sector. Desde organizaciones como la Asociación Española de Startups (AES) se apunta la importancia de esta normativa, como vía para dar nuevas herramientas a las startups y su modelo de emprendimiento innovador, un paso fundamental para impulsar la actividad de las empresas emergentes y pymes de base tecnológica. A este respecto, el presidente de AES, Carlos Mateo, afirmaba en una reciente entrevista para Disruptores + Innovadores que esta ley debe suponer un reconocimiento de que “hay una forma de hacer innovación en el mercado y de crear compañías que es diferente a otros modelos. Que al principio de su andadura no es todavía una empresa, sino el germen de lo que puede acabar siendo una empresa, pues una startup cuando nace está a medio camino entre un proyecto de innovación y una empresa”.

Sin duda, el ecosistema de startups español reúne desde hace años todas condiciones para convertirse en uno de los más dinámicos del mundo. Dar un tratamiento legal adecuado a la singularidad y necesidades específicas de las empresas, así como a otros actores clave como los inversores, las aceleradoras y las incubadoras, puede ser una nueva oportunidad para unir el talento con un instrumento jurídico que ayude a alentarlo y a eliminar las barreras que surgen en su camino.